Mi vida

¿Es la vida necesariamente un sufrimiento?

Muchos artistas, filósofos, escritores, científicos, y más que afirman que la vida es un sinónimo de sufrimiento. Evidentemente no es una afirmación negativa o algo por lo cual se pueda sentir depresión, es un tema algo denso y complicado el cual debe ser desglosado con cuidado para no quedar una idea errónea de lo que se quiere plantear.

Nuestras acciones hacen más soportable la vida, ¿es así?

A lo largo de la existencia, muchos pensadores famosos por las grandes ideas e conclusiones que consiguieron durante la persecución a la sabiduría. Hay algunos estudios que afirman que las personas mayores de los veinte tantos admiten que parecen tener una percepción de la vida distinta a la que las personas absurdamente positivas opinan, nuestras vidas pueden ser positivas y fructíferas, pero esto no separará el hecho de que el sufrimiento es constante y que sólo acaba cuando la vida termina. Podemos leer varias cartas famosas sobre personas que decidieron bajo su propio riesgo quitarse la vida.

Hay aspectos en los que podemos encontrar semejanza entre éstos personajes, los cuales tienen ideas en las cuales concuerdan con personas que pueden llevar una vida plena y llena de sustancial felicidad. Aun así, las estadísticas muestran que el sufrimiento es un aspecto inevitable de vivir, no podremos jamás separarnos del hecho que cruzaremos algunas experiencias que dejarán claro una marca de dolor.

Los escapes disponibles a ésta problemática tan común en la vida humana, están servidas en nuestra bandeja de plata desde que comenzamos a realizar éste tipo de ideas. Nuestra rutina, nuestra pasión y donde se encuentre destinado nuestros lazos emocionales pueden ser los pilares que soportarán bajo nuestra mente el concepto donde guardamos