Amor Escritores

El arte y la introspección se dan la mano

Siempre se ha visto al arte como una forma de expresión e incluso muchas veces de cosas que sacamos dentro de nosotros y que de alguna otra forma no habría podido ser posible, por lo que los diferentes medios artísticos son el canal para plasmar aquello que tanto ocultamos o se nos hace difícil sacar y decir. Ante esto se podría decir que la introspección es una buena estrategia para desarrollar ideas que sean la inspiración a los artistas para crear así diversas obras que sean de alto carácter conceptual.

Además de ser un arte, el método puede ayudar a crear arte

Se suele ver a la introspección como el arte de pensar, que ayuda a las personas a sincerarse con ellas mismas, comprenderse y aprender a entender su comportamiento ante diversas situaciones y estados de ánimos que ayudarán a manejarlo o saberse controlar; es un proceso espiritual que requiere mucha concentración y voluntad de la persona, es místico y de ahí deriva tal idealización en diversos aspectos, sobretodo el artístico. Sin embargo, este método a pesar de verse como un arte, puede ser tratado individualmente e incorporarlo para que trabaje a la par, junto al arte, que uno sea el despertar del otro.

Con esto nos queremos referir a que la acción de la introspección puede ser una posibilidad para crear arte, partiendo de los sentimientos más hondos de la persona, desarrollando ideas y conceptos que le servirán para establecer la forma en la que se convertirá tal descubrimiento. Hay diversos estudios y reflexiones que se han hecho sobre esta unión, teniendo por ejemplo a muchas artistas que aseguran haber empleado esta técnica ante la falta de inspiración o momentos de inestabilidad emocional que causen bloqueos en los procesos de creación. Date un momento para pensar y ver dentro de ti, a ver qué encuentras.